Birragoza – La Crónica del sábado

Después de un viernes intenso no nos hizo falta despertador el sábado por la mañana ya que nuestros estómagos rugían cual leones enfurecidos, me di cuenta que entre viajes y cervezas habían pasado casi 20 horas sin comer nada. Todo en esta vida tiene solución y en este caso llevaba el nombre de buffet libre de desayuno.

Tras arrasar con el buffet fuimos a hacer una pequeña visita cultural, el Pilar, la plaza, restos de la muralla, el Ebro, un pequeño museo con cuadros de Goya y a las 12 y pico estábamos listos para volver al Birragoza.

Spigha Birragoza

Después de los saludos de rigor a los amiguetes productores decidimos tomárnoslo con más calma que el día anterior así que nada mejor para empezar el día que la siempre rica Spigha Voramar. Justo en ese momento anunciaron la charla de elaboración de cerveza, pero no nos animamos a entrar al auditorio. De camino a una mesa de la terraza nos encontramos al gran crack David Gago de Homo Lupulus y su amigo con los que pasamos un gran día.

Terraza Birragoza

Nos hicimos fuertes en la terracita desde la que fuimos haciendo excursiones por cerveza, la primera elegida fue la Yria Prima, donde Miriam nos tenía guardado el abanico perdido la noche anterior. Una vez recuperados pasamos por la Brewdog 5 A.M. Saint que tenían pinchada en el puesto de Lupulus donde nos volvimos a encontrar a Rodrigo de Jardín del Lúpulo que estaba haciendo las compras de última hora ya que se marchaba a la hora de comer.

Con una Naparbier Janis Porter en la mano nos sentamos en la mesa donde estaban David y un amigo con los que, tras echarle un ojo el menú de la cafetería de la feria, cruzamos a la calle de enfrente a un restaurante cercano de cuyo nombre no puedo acordarme donde engullí un rico y abundante menú de risotto y carrillera.

Marina Summer Ale Birragoza

Después de vencer las ganas de echarnos la siesta volvimos a nuestra estación base en forma de mesa en la sombra donde volví a probar la Marina Summer Ale, esta vez de botella. A esa hora empezó la prueba de sonido del grupo Majama, al principio parecía música Celta pero después descubrimos, a falta de una descripción mejor, que eran una especie de primos bastardos árabes de los Pink Floyd más fumaos.

Majama Birragoza

En este ambiente paranoico decidí que nada mejor que pasarme por el puesto de Zulogaarden donde probé la Cojo Manteka, una IPA de centeno al más estilo zulo. Siguiendo con la tarde del lúpulo vovímos a tomar los 82 IBUs de la Guinea Pigs Hopväna seguidos de los 140 IBUs de la Devil’s IPA, único barril que quedaba vivo en el puesto de Marina.

Llegados al techo del lúpulo decidí pasarme a los petróleos, comenzando con la bomba densa y lupulada Zulogaarden Black Magic, una porter abisal desde la que podría surgir el mismísimo Cthulhu. No estaba en el programa pero en un momento dado unos graciosos señores salieron a cantar con su guitarra unas divertidas rancheras, uno de ellos nos dedicó después en la mesa un pase privado de unas estrofas de la canción de la feria “Brindemos por nuestro encuentro”, se nota que ya íbamos un poco tocados porque nos encantó.

Señores cantando Birragoza

Siguiendo con los petróleos, con unas colas incipientes en todos los puestos y los sentidos un poco afectados nos pasamos a por la rica Imperial Stout Oso Negro antes de que se agotase para disfrutarla tranquilamente antes de la cena.

Al parecer habían pinchado la Viernes 13 así que nos dirigimos entre bastidores a pedir una. De camino, Pau nos lanzó una Spigha Na Valora que nos duró medio minuto sentados detrás del stand. Después de pasar por Zulogaarden, donde David me mostró su “maestría” tirando cañas, me llevé lo que creía que era la Viernes 13, pero al final parece que era otra vez la Cojo Manteka, en este punto ya me daba igual.

Cervezas Zulogaarden

Cuando todos se marcharon a cenar decidimos quedarnos un rato más y aunque los productores habían agotado toda la cerveza de barril nos tomamos una Brewdog Punk IPA y decidimos probar la comida de la cafetería de la feria. Sólo quedaba la ración de cervela, una especie de rodajas de salchicha a la plancha que no estaban demasiado buenas.

Cuando las colas empezaban a dar tregua vimos que El Oso y el Cuervo se había agenciado un barril de Brewdog Hardcore IPA así que para ahí fuimos. Todos los productores acabaron vendiendo Brewdog y St. Geogen y a la organización se le acabaron los vasos, al igual que el día anterior los asistentes fueron de lo más comprensivos.

A última hora comenzamos las compras, nos llevamos la última Marina Devil’s IPA y las Zulogaarden Arruganukas, una IPA White a la que le tenía echado el ojo, la extraña Skruanjer, Stout con trufa y azafrán y la IPA Sang de Gossa.

Botín cerveza Birragoza

A eso de las 12 y bien cargados de lúpulo nos despedimos del personal y nos encaminamos al hotel con el trabajo bien hecho, gratos recuerdos de ambos días y un misterio paranormal sin resolver, la extraña aparición de vasos vacíos en el stand de Yria-Ginea Pigs.

Anuncios
Etiquetas: , ,

2 comentarios to “Birragoza – La Crónica del sábado”

  1. Esto me ha llegado al alma: “…una porter abisal desde la que podría surgir el mismísimo Cthulhu.” Además que encaja muy bien con nuestra camiseta del blog.

    Estoy deseando probar esa Zulogaarden Black Magic.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s