Archive for ‘Fábricas’

11 de febrero de 2014

Cervezas del BBF2014 Visita a Cantillon

bbf2014Como habréis observado, el blog está últimamente poco activo. Pero si Mikel Rius organizador del BBF nos llama a filas no podemos hacer otra cosa más que dar un paso al frente y gritar ¡presentes!. Al igual que el año pasado, nos ha invitado a presentar alguna de las cervezas que se podrán tomar en el BBF 2014. Entonces nos decidimos por hablaros de una cerveza española, Spigha, a la que tenemos especial aprecio. Esta vez nos hemos ido más lejos, a Bruselas ya que teníamos pendiente hablaros de nuestra visita a la fábrica de Cantillón y esta es una excusa perfecta para hacerlo.

La fábrica de Cantillón está a las afueras de la ciudad de Bruselas, en un barrio obrero, es una pequeña nave que lleva más de 100 años pasando desapercibida entre el trasiego de la zona. Hay visitas guiadas en Inglés y disponen de información por escrito en varios idiomas para no perder detalle del paseo por todas su salas.

entrada

La primera parada es la sala de mezcla donde en una caldera se mezclan los cereales con agua caliente (hasta 72 grados) durante dos horas. Posteriormente se separa el grano, y se le añade más agua caliente para que no se pierdan los azucares. Después de esta cocción, ya tenemos preparado el mosto para la segunda sala, la sala de cocción. En dos calderas de cobre, entran 10,000 litros de mosto y se le añaden 20 kilos de lúpulo viejo, tras la ebullición se pierden por evaporación unos 2,500 litros.

macerador

La siguiente sala que visitamos es el granero donde se almacenan trigo, cebada que viene ya malteada de otra fábrica y lúpulo viejo.

De aquí pasamos a la sala de enfriamiento, donde llegan los 7,500 litros de mosto tras la cocción y se produce la magia. En una gran superficie de cobre rojo el mosto se enfría por el contacto con el aire durante una noche (por esto solo se produce cerveza entre octubre y abril). Los microorganismos, bacterias y levaduras de la zona producen una fermentación espontanea. Son los fermentos salvajes del ambiente de esta sala que es cuidada como la gran joya de la fábrica los que hacen que comience en unos días la fermentación.

enfriador

La cerveza pasa a la mañana siguiente a un tanque de trasiego, donde se hacen las comprobaciones necesarias de temperaturas y densidades.

La fermentación espontanea es muy violenta debido a la cantidad de CO2 que se desprende, sobre todo los primeros días, por esta razón, las primeras dos o tres semanas la cerveza fermenta en barricas sin tapar, en el proceso se pierden varios litros por la espuma. Cuando la cerveza pasa a una fermentación más lenta, se cierran los barriles herméticamente y así estarán durante tres años, durante los que se perderá aún otro 20% del líquido. Lo que queda es la cerveza denominada “Lambic”.

botellas cantillon

Finalizamos visitando las salas de limpieza de barriles y embotellado. Los barriles se limpian en tres fases: manual, con vapor y mecánica así se eliminará cualquier resto en la madera y se evita que se forme moho. Esta limpieza escrupulosa, contrasta con el aspecto de la fabrica en la que en cada esquina ves grandes telas de araña. El calor, la fermentación espontanea y el uso frecuente de frutas para algunos tipos de cervezas, provoca la aparición de muchos insectos, tanto ellos como el uso de insecticidas para eliminarlos estropearía la fermentación de la cerveza así que la naturaleza trabaja y las arañas eliminan los elementos no deseables.

barriles

Para acabar la visita probamos 2 cervezas en la zona de cata, bar y tienda que hay en la entrada (la entrada incluye 2 tastes). Para empezar tomamos Pure Lambic de año y medio una cerveza seca, amarga y agria en la que se notaba la madera y unos toques finales a mosto, es una cerveza sin espuma debido al envejecimiento en barrica. Tomamos dos que venían de dos jarras distintas, pudimos comprobar la diferente evolución que tiene una misma cerveza , una de ellas mucho más turbia con la levadura mucho más presente, la otra más limpia y considerablemente más ácida.

lambic

gueze.

Seguimos con una Gueuze (mezcla de lambics), mucho más ácida pero menos amarga, más dulce en el aroma y con más gas y efervescencia. Y para acabar una kriek con sabor y aoromas ácidos y muy afrutados.

bar cantillon

Cantillon estará presente en el festival con cuatro variedades: Gueuze, Cuvée St-Guilloise, Rosé de Gambrinus y Foufone. Además con un poco de suerte nos prepararán alguna otra sorpresilla con esta cervecera. Nosotros no tenemos decidido aún si asistiremos, estamos seguros de que será un exito como en ocasiones anteriores. Agradecemos a Mikel y a todo su equipo que nos den la oportunidad de colaborar con esta presentación y os animamos a todos a que os acerqueis al festival ¡y que brindéis con una Cantillon!

** Si os apetece ver más fotos de la fábrica, hemos colgado el album en nuestro Facebook

19 de junio de 2013

Visita a la Fábrica de Cervezas La Virgen

Llevábamos bastante tiempo con ganas de acercarnos a la Fábrica de Cervezas La Virgen pero no nos había cuadrado hasta este finde en el que nos cogimos el bus 625 en el intercambiador de Moncloa que nos dejó en menos de media hora en el parque industrial y tecnológico Európolis.

puerta Fábrica de Cervezas La Virgen

La pulcra fábrica de Cervezas La Virgen se encuentra en Las Rozas en una nave en la calle del Cabo Rufino Lázaro, hay que ir un poco atento ya que está en una de las calles entre edificios y si te despistas te puedes pasar fácilmente. Dispone de un Tap Room desde el que se ve casi toda la maquinaria, que abre jueves, viernes y sábado y en el que puedes degustar todas las cervezas y alguna de las variadas pruebas que elaboran habitualmente. Tienen mesas en el interior y en una terracilla fuera de la nave, nos quedamos dentro ya que hacía demasiado calor.

Tap Room  Cervezas La Virgen

Como no podía ser de otra forma, ya que vamos había que hacer las cosas bien, cayeron todas las que tenían, la Madrid Lager, la Jamonera, la rica, refrescante y lupulada Veraniega, la Negra y una bomba de cerveza en la que habían infusionado café de Toma Café que nos dio el chute de energía que necesitábamos para aguantar la intensa tarde que nos esperaba. Para comer se pueden tomar unos ricos perritos y raciones de jamón.

maquinaria Cervezas La Virgen

Como no había mucho lío en ese momento, Ana nos hizo la visita guiada por la fábrica. Justo detrás de la barra del Tap Room tienen la olla de mil litros donde hacen la maceración y la cocción, el filtro, el whirlpool y limpiadoras varias de maquinaria, barriles y botellas. En la sala contigua tienen los fermentadores, la etiquetadota, la llenadota y la chapadora, está cerrada y tiene luces de quirófano porque el inicio de la fermentación se hace en abierto durante un par de días para posteriormente pasar a los fermentadores donde termina la fermentación y se realizaría la guarda a baja temperatura.

fermentadores Cervezas La Virgen

En el sótano tienen las entrañas de la fábrica, se utiliza de almacén y es donde se encuentra el molino de malta, la máquina que controla la temperatura y la caldera de biomasa donde, utilizando como combustible huesos de aceituna picados, consiguen la energía para la cocción y la maceración de una manera biológica y con mínimos residuos.

Birras y perritos en Cervezas La Virgen

Definitivamente fue una visita muy agradable y seguro que repetiremos ya que está cerca, bien comunicada y se está muy a gusto allí. Sin duda os recomendamos la visita a esta fábrica, que es sin duda la más limpia que hemos visitado.

Fábrica de Cervezas La Virgen

Calle del Cabo Rufino Lázaro, 4

28232 Las Rozas, Madrid ‎

Horario Tap Room:

  • jueves, viernes de 19:30 a 01:00)
  • sábados de 12:00 a 16:00 y de 19:30 a 01:00
5 de abril de 2013

Fábrica Maravillas

Hace ya unos meses que abrió en Madrid el brewpub Fábrica Maravillas y aún no os habíamos hablado de el, ya iba tocando. Está en la calle Valverde 29, muy cerca de otras cervecerías que ya hemos reseñado como el Irreale o la Bodega la Ardosa, así que es perfecto para hacerse una ruta de buena cerveza.

fabrica maravillasLes costó más de dos años abrir el local gracias a todas las “facilidades” que nuestros queridos gobernantes dan a los emprendedores, mientras tanto habíamos podido degustas sus cervezas en el AMCA y Cervezorama pero ya por fin se acabó la espera y tenemos abierto otro brewpub en Madrid.

El local es pequeño, con una decoración muy sencilla y elegante, con mucha madera y ladrillos a la vista, todo en tonos muy claros y entra mucha luz de la calle, todo esto le da al local un aspecto muy minimalista. Al fondo unas grandes cristaleras dejan ver toda la maquinaria que usan en el proceso de elaboración, fermentadores, filtros y ollas, todo entre cristales y escrupulosamente limpio, como debe ser.

En la barra tienen 8 grifos de cerveza, aunque creo que nunca hemos visto más de 4 funcionando a la vez. Todas ellas se pueden pedir en tres tamaños con unos precios ajustados para un local de este estilo. Las que más habitualmente hemos visto son la Saison, Malasaña Ale, Fl(ipa), una IPA ligerita, la 2D, doble estilo belga y la Cabrona, una cuadruple estilo belga. De vez en cuando sorprenden con sus apetecibles creaciones que no hemos podido probar pero hablan estupendamente de ellas como la Stout de moras que saaron en San Patricio, la Saison de grosellas, una Scotch o la BEEPA, una doble IPA con miel. Todas ellas están disponibles desde esta misma semana en growler, una bonita botella de un litro para llevar a casa la cerveza desde el grifo.fabrica maravillas

Además de sus ricas cervezas nos han sorprendido a todos con una riquísima soda artesana de jengibre, un recomendable refresco dulce sin alcohol con un toque a jengibre, muy refrescante de cara al verano.

Nosotros hemos ido a horas raras y no hemos entrado los días que estaba muy lleno así que no hemos coincidido con los modennos que según comentan, se dejan ver por ahí, es lo que tiene el estar en un barrio de moda, al igual que lo empieza a estar la cerveza.

27 de junio de 2012

Heineken Experience en Amsterdam

Cuando estuvimos de vacaciones en Amsterdam, no dejamos pasar la oportunidad de entrar en el “Heineken Experience”. Se trata de un enorme edificio, primera fábrica de la cervecera (data de 1864) reconvertido en una especie de parque temático cervecero para adultos, museo interactivo y gran centro de exaltación del merchandising de la marca. Como bien dicen en su página: “We’re not the Heineken Museum, we’re the Heineken Experience”.

Heineken experieneAunque el edificio esté muy reformado y modernizado, aún se pueden ver las antiguas calderas y conservan bastante maquinaria de la época. Mientras haces el recorrido, unos holandeses muy amables te explican el proceso de elaboración, los ingredientes que usan e incluso te dan a probar un zumo de cebada un poco desagradable, pero bien llamado por ellos mismos “The begining of the beer”

Tienen zona de cata, donde te invitan a la primera cañita y te describen todas las características propias de la marca. Como anécdota contar, que ahí había un grupo de españoles (que siempre damos la nota) que pedían un pinchito de tortilla para acompañar.

Una parte que nos gustó mucho fue la experiencia 4d, un video interactivo en el que te sientes como una gota de cerveza durante todo el proceso de elaboración. Es muy divertido y aunque esté en inglés no es dificil de entender. El suelo se mueve bajo tus pies y realmente parece que estás metido en la línea de producción.

heineken experience

Y para finalizar el recorrido un bar: “The world bar”, donde te invitan a dos cañas, y como no, una enorme tienda de merchandising, en la que puedes comprar miles de objetos con el logo de la marca.

Si vais a Amsterdam, aparte de visitar todos sus museos y pasear por sus bonitas calles y canales, este es un buen sitio para ir, pasaréis un buen rato seguro. Aquí está su página web, para que veáis todos los detalles. http://heinekenexperience.com/

heineken experience

Etiquetas: ,
27 de abril de 2012

Visita a la fábrica de La Cibeles

El pasado sábado por la mañana, unos cuantos aficionados a la ceveza, con Nicolás de la cervecería L´europe a la cabeza, nos fuimos a Alcorcón a conocer la fábrica de la cerveza La Cibeles.

Allí, David Castro, ingeniero reconvertido a cervecero, hombre trabajador y apasionado por lo que hace, nos enseñó su fábrica, los productos que usa en sus elaboraciones, y nos explicó al detalle todo el proceso que sigue en la producción.

Lleamos algo tarde y cuando entramos estaban enseñando la sala de cocción, donde encontramos 3 grandes ollas, primero se macera la malta , se cuela, se cuece con los lúpulos y pasa a un tanque de leche reconvertido en centrifugador de cerveza donde se separan los restos sólidos del líquido. Cuando está listo, hay que enfriarlo, mediante un sistema por contacto con tubos de agua fría, pasando luego a la sala de fermentación en el piso inferior.

En en unos grandes tanques fermentadores de 1800 litros, se le añade la levadura, que empieza a trabajar rápidamente convirtiendo todos los azucares que han salido de la malta en alcohol. Pasados varios días se pasa a la máquina de embotellado fabricada con restos de varias máquinas embotelladoras y etiquetadoras.

Siguiendo con este proceso totalmente artesanal, en el que no se usa ningún aditivo, producto que filtre, añada color o sabor a la cerveza, se utiliza el priming para gasificar la cerveza en lugar de añadirselo artificialmente. A la hora de embotellar, se le añade una pequeña parte de cerveza sin fermentar, con el fin de que la levadura, junto con los nuevos azúcares, eliminen el aire y aumenten la presión carbonatando la cerveza.

Al acabar el recorrido de la fábrica y como no podía ser de otra manera, probamos sus cervezas: la rubia, la morena, la ipa… Y dos cervezas nuevas, en exclusiva, la ahumada, y la nueva cerveza que está haciendo en colaboración con Zulogaarden, la Zibeles, que les ha quedado realmente bien.

David estará en mayo en la feria de Productos de Madrid y Cerveza Artesanal, con sus 12 cervezas. No dejeis pasar la oportunidad de probar cualquiera de ellas, ya que todo el trabajo, ilusión y dedicación que pone en ellas, se traduce en un producto final de una calidad excelente, fabricado de forma artesanal, y solo con productos naturales.

Nos trajimos para casa un par de cajas de cervezas, así que próximamente iremos haciendo las catas.

Queremos dar la enhorabuena a David, ya que en estos tiempos duros que estamos viviendo, se animó a iniciar este proyecto, ahora ya tiene 3 empleados a su cargo, y no dudamos que seguirá creciendo.

David sabe muchísimo de cerveza, y lo sabe explicar de una manera muy didáctica, amena e interesante.  Si tenéis la oportunidad de visitar su fábrica o asistir a algún evento en el que el participie, no la desaprovechéis.

En su web, tenéis más información www.cervezaslacibeles.com