Posts tagged ‘cerveza noruega’

23 de diciembre de 2013

La Noche Más Oscura del Observatorio #LNMO

Este año con la intención de innovar hemos apuñalado el espíritu navideño de la pasada convocatoria de Mis Cervecitas Navideñas #MCN para celebrar la noche del 21 de diciembre con La Noche Más Oscura #LNMO. La idea era acompañar la noche más larga del año con cervezas oscuras, lo que no podíamos imaginarnos es que volveríamos a quedar atrapados en otra horrible y dickensiana pesadilla.

Todo comenzó la noche del solsticio de invierno que con fiebre y la garganta destrozada decidí hacer trampas en la convocatoria y meterme en la cama dejando las cervezas negras para el domingo. Fue de esas noches en las que el cerebro no deja de dar vueltas impidiendo que me entrara el sueño cuando, en una de las muchas vueltas a la almohada, noté una extraña presencia en la habitación.

LMNO

Adapté poco a poco la visión a la oscuridad y mi corazón dio un vuelco al ver que, detrás del fuego de un cigarrillo, se movía una inmensa silueta parecida a la de un oso. Entre la somnolencia y la parálisis provocada por el miedo, las únicas palabras que conseguí articular fueron: “¡Oye tío, en mi casa no se fuma!”. A estas estúpidas palabras, mi allanador de morada gigante contestó con una carcajada que me hizo perder la consciencia y casi me revienta el tímpano.

Cuando se me pasó el pitido de oídos y abrí los ojos, me encontré tumbado en el suelo de lo que parecía una vieja y sucia taberna de madera. En un vano intento de aparentar algo de dignidad me levanté rápidamente mientras me quitaba el polvo del pijama mientras desde un taburete en la barra me miraba con soberbia un vikingo de larga y canosa barba en cuyo enorme hombro reposaban dos cuervos bastante chungos. Antes de volver lucirme preguntando si en el local admitían animales mi desconocido compañero me dijo que me callara y me acercara, con bastante recelo me senté en la barra a su lado.

“Te estarás preguntando quién soy” me dijo. “La verdad es que lo que me preguntaba es si esos dos cuervos malrolleros se habrán tomado ya su ración de ojos diaria”. Después de mirar con resignación al techo y gruñir algo así como “no me pagan lo suficiente” me alargo una Haandbryggeriet Odin’s Tipple mientras decía “Anda, mejor bebe algo y luego hablamos”.

Haandbryggeriet Odin’s Tipple

La noruega Haandbryggeriet Odin’s Tipple es una Imperial Stout con una graduación alcohólica de 11% elaborada con una sola cepa de levadura salvaje, concretamente esta hace un año que está embotellada. Se trata de un chapapote negrísimo con vivacidad media-baja que crea una bonita espuma marrón oscuro de persistencia media. El maltoso aroma está predominado por el chocolate negro, con matices tostados y a pan apareciendo ligeramente el alcohol. En boca con cuerpo lleno y una sedosa textura tenemos inicialmente los mismos matices tostados, a chocolate, pan junto con un toque frutal que recuerda a ciruelas maduras, acabando con un equilibrado y licoroso amargor que redondea el trago dejando un gusto similar a la juanola muy largo.

Con buen sabor de boca ya me encontraba en mejor disposición de escuchar lo que mi querido compañero de barra. Se presentó como Odín el dios nórdico de la sabiduría, la guerra, la muerte y otras tantas cosas que no recuerdo y se había aparecido ante mí en representación del fantasma de las cervezas navideñas pasadas que esta muy ocupado en estas fechas.

Aún estaba decidiendo si me sentía honrado por la presencia de un dios o fastidiado porque me habían enviado a un suplente, cuando el colega sacó un ipad, e ignorando mis sugerencias de ver el vídeo de El amigo cachondo o el corto de Coolness, puso un vídeo sobre mi pasado cervecero. Al observarme me di cuenta de lo que había cambiado en estos años, me vi echándome unas risas de cañas por Madrid, trasegando litros de Mahou en conciertos, disfrutando de las típicas cervezas belgas una y otra vez y por último feliz e ilusionado tomando unas cervecitas navideñas con los amigos.

Me debí quedar dormido porque lo siguiente que recuerdo es que uno de esos asquerosos cuervos me pegó un picotazo en la sesera. Mientras intentaba arrearle un manotazo, Odín me detuvo, me alargó una Haandbryggeriet Odin’s Tipple Eikefat Lagret (Barrel Aged) y me dijo “Bienvenido a tu segunda visión de navidad, ahora soy el fantasma de las cervezas navideñas presentes”.

Haandbryggeriet Odin’s Tipple Eikefat Lagret (Barrel Aged)

Haandbryggeriet Odin’s Tipple Eikefat Lagret (Barrel Aged) es la misma Imperial Stout 11% de alcohol envejecida 7 meses en barrica de roble y esta en concreto ha madurado otros 10 meses en botella. Con una negrura similar, tiene menor vivacidad y la espuma del mismo color marrón tiene una retención baja. Aquí acabaron las similitudes porque el aroma, aunque conserva esa base de chocolate y tostado, está fuertemente influida por toques ácidos avinados. En boca, con un cuerpo más ligero que el anterior, conserva un mínimo dulzor antes que los sabores agrios y ácidos como a vino y guindas verdes tomen protagonismo dejando un final de trago ácido y largo donde el alcohol aparece con fuerza.

Con el carácter agriado por el brusco despertar y sin pensar mucho lo que decía y a quién se lo estaba diciendo empecé a largar, “¡Mantén atados a esos bichos! ¿Qué clase de visiones de bajo presupuesto son estas? ¿Ni siquiera cambiamos de decorado? ¿Esto tiene moraleja o sólo quieres fardar de tus birras? ¡Fijo que te llevas comisión!”. Como respuesta, la intensa mirada que me dedicó trasformó instantáneamente el mal humor en paralizante horror.

En un tenso silencio en el que veía peligrar mi cabeza, desenfundó su tableta y me puso otro vídeo, este trataba sobre mi vida cervecera presente. Con el blog en un avanzado estado de abandono, me vi con una cerveza en una mano y apuntando notas de cata con la otra, mirando la fecha de embotellado para saber la frescura de la cerveza, sacando defectos de fabricación y quejándome de la calidad del sector artesano nacional. Al principio no quise aceptarlo y negué el haberme comportado como ese esnob que salía en la pantalla pero estaba claro que me engañaba. Como Odin me vio un poco alterado, me dio una palmadita en la espalda y desapareció, el cabronazo se había marchado sin pagar….

Desperté en mi cama, como me dolía todo el cuerpo me levanté y me acerqué a la nevera, para celebrar La Noche más Oscura con toque navideño saqué una Port Brewing Santas Little Helper Barrel Aged y me senté tranquilamente en el sofá.

Port Brewing Santas Little Helper Barrel Aged

La Port Brewing Santas Little Helper Barrel Aged es una Imperial Stout navideña de 12% envejecida en barrica de bourbon, elaborada con azúcar moreno, azúcar Candi Dark Belgian. Tiene color negro con vivacidad media que crea espuma color café de corta duración. En el aroma destaca el bourbon con matices terrosos y a madera. En boca, compleja y con cuerpo medio, inicialmente aparecen matices a tofe, chocolate, café, azúcar moreno y fruta madura antes de tomar protagonismo la madera y el bourbon que junto con el alcohol predominan hasta el final del trago con un ligero amargor.

Mientras meditaba sobre la moda del envejecimiento en barrica y como en muchos casos se acaba perdiendo la esencia de la cerveza, sonó la cisterna del baño. Todavía lo estaba flipando cuando de él salió, vestido con una cortina negra, un alto y delgado espectro encapuchado. Me miraba con el fuego fatuo que ocupaba las cuencas de sus inexpresivos ojos y me apuntaba con su afilada guadaña justo antes de que la habitación se volviese borrosa y empezase a dar vueltas a mi alrededor.

Cuando conseguí volver a enfocar me vi en una abovedada y señorial habitación en cuyo centro se encontraba un abatido anciano sentado en un sillón, bebiendo con desgana una exclusiva y añejada cerveza. Al principio tenía dudas pero ese solitario y triste bebedor era una visión futura de mi mismo, se ve que mi sombrío y silencioso huésped era el fantasma de las cervezas navideñas futuras.

La Noche Más Oscura #LNMO

Desperté cuando el sol empezó colarse entre los agujeros de la persiana y rápidamente me puse a escribir esta adaptación/homenaje/plagio antes de que los detalles del sueño se desvaneciesen de mi memoria. Puede que sea demasiado largo sueño y ya se me ha olvidado así que sólo me ha dado tiempo a sacar una conclusión, el año que viene habrá que volver a convocar Mis Cervecitas Navideñas #MCN.

14 de octubre de 2013

Celebrando el segundo #Sanlupulo

Después de la intensa celebración del año pasado, nos sumamos por segunda vez a la celebración de #Sanlupulo, iniciativa online de los compañeros de Cervecearte que consiste en simular un San Jordi cervecero el 14 de octubre, día de San Lúpulo de Capua, y regalar cerveza a tus seres queridos.

Cerveza Clown Shoes Hoppy FeetEl sábado, viendo que nadie iba a regalarme nada y después de experimentar infructuosamente con unas gominolas de lúpulo Cascade y nuestra Portergeist, me fui a la tienda a por unas IPAs. Estaba equivocado en lo de los regalos ya que en Cervezorama me regalaron un par de birras y Fran, compañero bloguero de Oh, Cerveza, me invitó a una Virgen Negra el La Tape ¡Gracias majos!

La celebración la continuamos a la noche en el Irreale donde tenían pinchadas una buena selección de IPAs. Comenzamos con La Petra Agradecidos, una rica Imperial IPA con 8,5% de alcohol y 140 IBUs, seguida de una Clown Shoes Hoppy Feet, una Black IPA de 7% que estaba a buen precio porque estaba un poco pasada de fecha, había perdido el carácter lupulado pasando a ser una buena Porter. Siguiendo con lo negro nos pasamos a los chapapotes con la Lervig Konrad’s Stout, una pedazo de Russian Imperial Stout impresionante. Para terminar y limpiar un poco el paladar terminamos la velada con una Cantillon Gueuze 100% Lambic Bio rememorando nuestro #MBC2013.

Cerveza Cantillon Gueuze 100% Lambic Bio

Ya el domingo por la tarde era hora de empezar a probar mis autoregalos adquiridos el día anterior y empezamos por una fresquísima, muy aromática y muy amarga Westbrook India Pale Ale de 60 IBUs y 6,8% de volumen de alcohol, sin duda una IPA americana muy recomendable.

Cerveza Westbrook India Pale Ale

Nuestro viaje por el lúpulo cambia de continente para pasar por la compleja IPA japonesa Hitachino Nest Japanese Classic Ale, con una buena base de malta que le da un equilibrio perfecto entre sabores frutales y acaramelados con el redondo final amargo donde se nota la presencia del 7% de alcohol.

Cerveza Hitachino Nest Japanese Classic Ale

Volvemos a cambiar de continente y llegamos a la vieja Europa, concretamente con el puño cervecero italiano Brewfist 2Late DIPA, una impresionante y nada empalagosa Imperial IPA con 9,5% de volumen de alcohol y 90 IBUs elaborada con maltas Pale, Vienna y Cara 120 y lúpulos Chinook, Columbus, Centennial, Galaxy y Nelson Sauvin.  Una opción perfecta para los que no nos apasiona el dulzor azucarado de muchas cervezas del estilo.

Cerveza Brewfist 2Late DIPA

Para terminar la lupulada celebración nos pimplamos la inglesa Summer Wine Maelstrom Double India Pale Ale, una robusta Imperial IPA a la americana con 9% de alcohol, dulce y amarga elaborada con lúpulos Columbus, Warrior, Centennial y Simcoe.

Summer Wine Maelstrom Double India Pale Ale

Para terminar sólo nos queda agradecer a Mireia y Andrés por currarse este evento online que tanto nos gusta y por darnos excusas para fortalecer nuestra adicción a esa flor verde que tanto nos gusta.

27 de mayo de 2013

Cata comparada de Fuego y Llamas

Pocas catas comparadas hemos hecho en el blog, de hecho sólo recuerdo la cata de las tres Westvleteren para el primer FFdA, pero como es algo muy divertido e instructivo hemos decidido hacerlas siempre que tengamos la ocasión. Para este caso hemos escogido tres versiones de la misma receta de IPA americana, las De Molen Vuur & Vlam, Haandbryggeriet Fyr og Flamme y Struise Ignis et Flamma.

Tras el éxito de la De Molen Vuur & Vlam, que significa Fuego y Llamas, y aprovechando la ocasión del Borefts Beer Festival celebrado en Holanda, el maestro cervecero de De Molen, Menno Olivier, compartió la receta de Vuur & Vlam retando a las cerveceras más innovadoras de Europa a elaborar su propia versión de la cerveza.

De Molen Vuur & Vlam, Haandbryggeriet Fyr og Flamme y Struise Ignis et Flamma

Para la cata comparada de hoy y como acompañantes de la American IPA holandesa De Molen Vuur & Vlam hemos elegido la American IPA noruega Haandbryggeriet Fyr og Flamme y la Belgian IPA belga Struise Ignis et Flamma.

Para ser sinceros y como las el lúpulo se va perdiendo con el tiempo es lo suyo es dar la fecha en la que se elaboran las tres cervezas. La más fresca es la Haandbryggeriet con 4 meses, un mes más tiene la De Molen y con 9 meses de vida tenemos la Struise.

A primera vista la única que tiene la chapa personalizada es la De Molen y la botella diferente es la de Haandbryggeriet que es de medio litro. La etiqueta de De Molen es la típica etiqueta sosa pero con toda la información, en la Haandbryggeriet tenemos el típico diseño con las huellas de los dedos con fuego de fondo y con poca información y la más raruna es la Struise que, con mucha información, nos enseña lo que parece una llama vista desde la visión térmica de un Alien que se ha tomado unas copas de más (no voy a decir que está claro pero por lo menos eso me parece a mí).

De Molen Vuur & Vlam, Haandbryggeriet Fyr og Flamme y Struise Ignis et Flamma

La más alcohólica es la Struise con 7%, seguida de la Haandbryggeriet con 6,5% y finalmente la De Molen con 6,2%. La Struise tiene un amargor de 66 EBU (European Bitterness Units, escala similar a la IBU), 63 la De Molen, no conocemos la Haandbryggeriet pero suponemos que será parecido.

La De Molen Vuur & Vlam está elaborada con maltas Pale y Caramelo y lúpulos Premiant para el amargor, adiciones tardías de Galena, Gascade, Ghinook, Simcoe y Amarillo con un dry hopping de Amarillo. La Struise no especifica las maltas, por el sabor suponemos que no son las mismas, utiliza los mismos lúpulos solo que para el dry hopping han elegido Cascade. De la Haandbryggeriet sabemos que utilizan malta Maris Otter, tres lúpulos americanos y según ellos “un montón de dry hopping” pero no sabemos de qué lúpulos.

De Molen Vuur & Vlam, Haandbryggeriet Fyr og Flamme y Struise Ignis et Flamma

Entrando en la cata la cerveza de color más claro es la De Molen con un naranja claro, ligeramente más oscura, con un color ambarino tenemos la Haandbryggeriet y tirando a rojiza la Struise. La De Molen tiene muchísima vivacidad, demasiada, creando una enorme cabeza de espuma blanca con la retención más duradera de las tres. La Struise también tiene demasiada vivacidad con espuma color crema de duración media. Por fin encontramos en la Haandbryggeriet una vivacidad normal con espuma blanca con una retención similar a la de la Struise.

El aroma más intenso es el de la De Molen muy cítrico a cáscara de limón y naranja con un ligero toque floral. La Haandbryggeriet, a pesar de ser la más fresca, es la menos aromática destacando toques frutales como a melocotón con matices a caramelo, pino y cítricos. Con un aroma intenso, pero algo menor que la De Molen, y muy diferente al resto tenemos la Struise en la que encontramos galleta especiada y matices de fruta madura y azúcar.

El sabor en las tres es similar al aroma, cítrico con toques florales en la De Molen, frutal, con caramelo y resina en la Haandbryggeriet y galleta con fruta madura y azúcar moreno en la Struise. En cuanto al final del trago, el amargor más fuerte, por poquito, es para la Haandbryggeriet aunque es un amargor más redondo y equilibrado que la De Molen que deja un retrogusto más largo. El amargor de la Struise es algo más ligero y frutal, siendo la más efervescente de la tres.

De Molen Vuur & Vlam, Haandbryggeriet Fyr og Flamme y Struise Ignis et Flamma

La conclusión es que tenemos dos muy buenas IPAs y una que no nos ha entusiasmado. La Haandbryggeriet es la más equilibrada y a mi parecer mejor hecha, la De Molen para pegarse un atracón de lúpulo, aunque no comprendo la manía de que tiene esta gente en al gasificar tanto la cerveza y finalmente la maltosa Struise que como IPA belga la levadura y la malta se come casi todo el lúpulo, dudo que repitamos.

20 de mayo de 2013

Nøgne Ø India Pale Ale y Nøgne Ø Porter

Hoy toca, en un tour por el norte de Europa, hablar de unas cervezas que siempre me han llamado la atención por el diseño de las botellas, las elegantes etiquetas y por qué no decirlo, me mola la letra Ø. Me refiero a las Nøgne Ø, y hoy en concreto hablamos de la Nøgne Ø India Pale Ale y a la Nøgne Ø Porter.

Cerveza Nøgne Ø PorterSe elaboran en Nøgne Ø, cervecera artesana noruega fundada en 2002, afincada en la localidad de Grimstad, cuyo nombre significa Isla Desnuda, término utilizado en sus obras por el controvertido dramaturgo y poeta noruego Henrik Ibsen. La cervecera se otorga el sobrenombre de “La Cervecería sin Compromiso” como una declaración de sus principios de independencia, calidad y personalidad.

La Nøgne Ø Porter es una Robust Porter con una graduación alcohólica de 7% y 30 IBUs elaborada con maltas Maris Otter, Munich, Caramel, Black y Chocolate, lúpulos Centennial and Northern Brewer, levadura inglesa y agua de Grimstad. Esta cerveza fue galardonada con la medalla de plata en la World Beer Cup en 2008 en San Diego.

Tiene color negro con muchísima vivacidad que crea espuma esponjosa, con burbuja gruesa color crema que no desaparece. El aroma es suave, tostado, a chocolate, café junto con matices a fruta madura en cuanto coge temperatura. En boca con cuerpo medio y efervescente, tenemos los mismos matices torrefactos, a café, chocolate, frutas maduras, caramelo con un final ligerísimamente amargo y alcohólico.

La Nøgne Ø India Pale Ale es una IPA con 7,5% de volumen de alcohol elaborada con maltas Maris Otter, Munich, Caramelo y Trigo, lúpulos Chinook y Cascade que le dan 60 IBUs, levadura inglesa y agua de Grimstad.

Cerveza Nøgne Ø India Pale Ale

Tiene color anaranjado con vivacidad media-baja y espuma blanca que se va rápidamente pero mantiene en una pequeña capa encima de la cerveza. En el aroma, de intensidad media, encontramos matices frutales a melocotón, naranja, mango con toqus a pino y resina. En boca es sorprendentemente dulce y frutal, dominando principalmente la naranja, junto con frutas exóticas, resina y caramelo. El final del trago tiene un amargor equilibrado con el dulzor, ligeramente picante y con el alcohol bien integrado. Es una IPA equilibrada y dulce que, a pesar de llevar lúpulos americanos, recuerda al estilo tradicional ingles.

Dos cervezas bien hechas, sin sorpresas ni estridencias, para las que cualquier día es bueno. Concretamente la porter nos la pimplamos muy a gusto con nuestros ya típicos pastelitos domingueros.