Archive for diciembre, 2013

30 de diciembre de 2013

Founders Curmudgeon Old Ale y Founders Dirty Bastard Scotch Ale

Ya que la Breakfast Stout es una de mis cervezas favoritas, cuando vi estas dos birras en Cervezorama no pude dejar pasar la ocasión de llevármelas, dos cerveza yanquis que no han defraudado, la Founders Curmudgeon Old Ale y la Founders Dirty Bastard Scotch Ale.

Están elaboradas por la estadounidense Founders Brewing Company en la localidad de Grand Rapids, en el estado de Michigan. Fue fundada por Mike Stevens y Dave Engbers en 1997 con el nombre de Canal Street Brewing Co.

Founders Curmudgeon Old Ale

La Founders Curmudgeon es una Old Ale con una graduación alcohólica de 9,8% y 50 IBUs elaborada con miel de caña y envejecida en roble. Es una cerveza de temporada que se elabra de abril a junio inspirada en los pubs marineros que ha ganado la medalla de plata en 2010 en el Great American Beer Festival.

Tiene color miel con vivacidad mínima que crea poca espuma color beige que desaparece rápidamente dejando una pequeña capa sobre la cerveza. El dulzón aroma está influido por la malta y la levadura a caramelo, miel, galleta, vainilla y madera con toques cítricos. En boca tiene bastante cuerpo es compleja y extremadamente dulce, recuerda a a una barley wine más bebible con sabores a azúcar, miel, caramelo, canela, madera, resina con un redondo final de un amargor muy licoroso.

Founders Dirty Bastard Scotch Ale

La Founders Dirty Bastard es una Scotch Ale de 8.5% elaborada con 7variedades de malta que se sale del estilo ya que tiene 50 IBUs. En 2010 fue galardonada con la medalla de plata en la World Beer Cup.

Tiene color entre rubí y granate con vivacidad media y espuma color crema de duración media. El aroma de intensidad media-baja es dulce, con matices a azúcar, tostados, ahumados y alcohol. En boca es intensa y dulce, encontramos matices a pasas, resina, azúcar moreno, tofe con toques ahumados y herbales y un rico final de trago amargo, tostado, alcohólico y seco que permanece.

Dos cervezones del otro lado del charco muy recomendables que destacan especialmente por su impecable e intenso sabor. Sin duda intentaré probar todo lo que encuentre de esta cervecera americana.

Anuncios
28 de diciembre de 2013

Jim Koch, cofundador de Samuel Adams compra San Miguel-Mahou

Unos meses después de que saltase la noticia de que Jim Koch, cofundador de la Boston Beer Company (Samuel Adams), se ha convertido en el primer cervecero artesano millonario, el Departamento del Tesoro Americano ha puesto su maquinaria en marcha para investigarlo. Como consecuencia, el hombre ha decidido poner en movimiento su dinero y una de las primeras acciones en su plan de evasión de capital ha sido el convertirse en el socio mayoritario del grupo San Miguel-Mahou.

Jim Koch

Como Observatorio Cervecero siempre está al pié de la noticia ya nos han filtrado las primeras consecuencias de su incorporación. En un giro de 540º y manteniendo la esencia patriótica va a optar por un importante lavado de cara a su recién adquirida marca comercial que pasa a llamarse Mahouel Adams y ya tenemos en primicia la nueva línea de cervezas.

  • La joya de la corona sería la Juan Carlos I, una Spanish Reinal Stout bastante envejecida en barrica de Borbón y macerada con auténtico marfil de elefante de Botsuana.
  • En la serie de la realeza también nos deleitarán con una apuesta arriesgada, la Isabel la Católica Sour Witbier, una blanca agria elaborada con trigo castellano y ese fuerte caracter funky que siempre caracterzó a la reina.
  • En un homenaje a la prehistoria de la fermentación ibérica tendremos la Don Pelayo una Gruit elaborada con manzanas asturianas en lugar de lúpulo y macerada con piedras de Covadonga.
  • Tras las presiones del consejo directivo del grupo, Jim ha accediendo a elaborar la Letizia Lager Light, una cerveza normalita y ligera, tirando a sosa, aunque para compensarlo prometen continuos cambios estéticos.
  • En la línea básica estará La PilarIPA una India Pale Ale en colaboración con la conferencia episcopal elaborada con agua virgen sin trasbasar del río Ebro y con una segunda fermentación a baja temperatura encima de un cacho de columna dentro de la basílica del Pilar en Zaragoza
  • En su línea más amarga tendremos la Don Manuel Fraga Imperial IPA con Salto Seco, que es como el departamento de marketing ha decidido comercializar una cosa que no han comprendido muy bien llamada Dry Hopping.
  • Otro birrote será El Gran Capitan, una Flanders Red Ale madurada con chips de madera de pica y lascas de queso semicurado. Un homenaje a las sangrientas campañas militares que Gonzalo Fernández de Córdoba emprendió en los paises bajos por la gran gloria de España.
  • Y finalmente la cerveza de la que todo el grupo cervecero se ha enamorado es la Julio Iglesias, una Romantic Barley Wine al estilo Truhan de Miami que enternece los corazones del competitivo consejo directivo.

Mahouel ADAMS

Para favorecer la creación de puestos de trabajo, la presidencia de la Comunidad de Madrid se ha ofrecido a regalar las instalaciones, legalizar el tabaco y la prostitución en los establecimientos donde se vendan estas cervezas, establecer un nuevo contrato de esclavitud temporal y ablandar las leyes de de riesgos laborales e inmigración, todo sacrificio es poco para mejorar la calidad de vida de los madrileños.

Ya estamos deseando poder hincarle los dientes a estos birrotes, que tienen una pinta impresionante y que sin duda cambiarán de una vez por todas la cultura cervecera en nuestro país.

Creo que quedaba bastante claro, pero para los despistados ¡¡es una inocentada!!!!

inocentada

Etiquetas:
24 de diciembre de 2013

¡FELIZ NAVIDAD!

¡Feliz Navidad a todos! Que la celebréis con alguna buena cervecita 😉

Navidad 2013

23 de diciembre de 2013

La Noche Más Oscura del Observatorio #LNMO

Este año con la intención de innovar hemos apuñalado el espíritu navideño de la pasada convocatoria de Mis Cervecitas Navideñas #MCN para celebrar la noche del 21 de diciembre con La Noche Más Oscura #LNMO. La idea era acompañar la noche más larga del año con cervezas oscuras, lo que no podíamos imaginarnos es que volveríamos a quedar atrapados en otra horrible y dickensiana pesadilla.

Todo comenzó la noche del solsticio de invierno que con fiebre y la garganta destrozada decidí hacer trampas en la convocatoria y meterme en la cama dejando las cervezas negras para el domingo. Fue de esas noches en las que el cerebro no deja de dar vueltas impidiendo que me entrara el sueño cuando, en una de las muchas vueltas a la almohada, noté una extraña presencia en la habitación.

LMNO

Adapté poco a poco la visión a la oscuridad y mi corazón dio un vuelco al ver que, detrás del fuego de un cigarrillo, se movía una inmensa silueta parecida a la de un oso. Entre la somnolencia y la parálisis provocada por el miedo, las únicas palabras que conseguí articular fueron: “¡Oye tío, en mi casa no se fuma!”. A estas estúpidas palabras, mi allanador de morada gigante contestó con una carcajada que me hizo perder la consciencia y casi me revienta el tímpano.

Cuando se me pasó el pitido de oídos y abrí los ojos, me encontré tumbado en el suelo de lo que parecía una vieja y sucia taberna de madera. En un vano intento de aparentar algo de dignidad me levanté rápidamente mientras me quitaba el polvo del pijama mientras desde un taburete en la barra me miraba con soberbia un vikingo de larga y canosa barba en cuyo enorme hombro reposaban dos cuervos bastante chungos. Antes de volver lucirme preguntando si en el local admitían animales mi desconocido compañero me dijo que me callara y me acercara, con bastante recelo me senté en la barra a su lado.

“Te estarás preguntando quién soy” me dijo. “La verdad es que lo que me preguntaba es si esos dos cuervos malrolleros se habrán tomado ya su ración de ojos diaria”. Después de mirar con resignación al techo y gruñir algo así como “no me pagan lo suficiente” me alargo una Haandbryggeriet Odin’s Tipple mientras decía “Anda, mejor bebe algo y luego hablamos”.

Haandbryggeriet Odin’s Tipple

La noruega Haandbryggeriet Odin’s Tipple es una Imperial Stout con una graduación alcohólica de 11% elaborada con una sola cepa de levadura salvaje, concretamente esta hace un año que está embotellada. Se trata de un chapapote negrísimo con vivacidad media-baja que crea una bonita espuma marrón oscuro de persistencia media. El maltoso aroma está predominado por el chocolate negro, con matices tostados y a pan apareciendo ligeramente el alcohol. En boca con cuerpo lleno y una sedosa textura tenemos inicialmente los mismos matices tostados, a chocolate, pan junto con un toque frutal que recuerda a ciruelas maduras, acabando con un equilibrado y licoroso amargor que redondea el trago dejando un gusto similar a la juanola muy largo.

Con buen sabor de boca ya me encontraba en mejor disposición de escuchar lo que mi querido compañero de barra. Se presentó como Odín el dios nórdico de la sabiduría, la guerra, la muerte y otras tantas cosas que no recuerdo y se había aparecido ante mí en representación del fantasma de las cervezas navideñas pasadas que esta muy ocupado en estas fechas.

Aún estaba decidiendo si me sentía honrado por la presencia de un dios o fastidiado porque me habían enviado a un suplente, cuando el colega sacó un ipad, e ignorando mis sugerencias de ver el vídeo de El amigo cachondo o el corto de Coolness, puso un vídeo sobre mi pasado cervecero. Al observarme me di cuenta de lo que había cambiado en estos años, me vi echándome unas risas de cañas por Madrid, trasegando litros de Mahou en conciertos, disfrutando de las típicas cervezas belgas una y otra vez y por último feliz e ilusionado tomando unas cervecitas navideñas con los amigos.

Me debí quedar dormido porque lo siguiente que recuerdo es que uno de esos asquerosos cuervos me pegó un picotazo en la sesera. Mientras intentaba arrearle un manotazo, Odín me detuvo, me alargó una Haandbryggeriet Odin’s Tipple Eikefat Lagret (Barrel Aged) y me dijo “Bienvenido a tu segunda visión de navidad, ahora soy el fantasma de las cervezas navideñas presentes”.

Haandbryggeriet Odin’s Tipple Eikefat Lagret (Barrel Aged)

Haandbryggeriet Odin’s Tipple Eikefat Lagret (Barrel Aged) es la misma Imperial Stout 11% de alcohol envejecida 7 meses en barrica de roble y esta en concreto ha madurado otros 10 meses en botella. Con una negrura similar, tiene menor vivacidad y la espuma del mismo color marrón tiene una retención baja. Aquí acabaron las similitudes porque el aroma, aunque conserva esa base de chocolate y tostado, está fuertemente influida por toques ácidos avinados. En boca, con un cuerpo más ligero que el anterior, conserva un mínimo dulzor antes que los sabores agrios y ácidos como a vino y guindas verdes tomen protagonismo dejando un final de trago ácido y largo donde el alcohol aparece con fuerza.

Con el carácter agriado por el brusco despertar y sin pensar mucho lo que decía y a quién se lo estaba diciendo empecé a largar, “¡Mantén atados a esos bichos! ¿Qué clase de visiones de bajo presupuesto son estas? ¿Ni siquiera cambiamos de decorado? ¿Esto tiene moraleja o sólo quieres fardar de tus birras? ¡Fijo que te llevas comisión!”. Como respuesta, la intensa mirada que me dedicó trasformó instantáneamente el mal humor en paralizante horror.

En un tenso silencio en el que veía peligrar mi cabeza, desenfundó su tableta y me puso otro vídeo, este trataba sobre mi vida cervecera presente. Con el blog en un avanzado estado de abandono, me vi con una cerveza en una mano y apuntando notas de cata con la otra, mirando la fecha de embotellado para saber la frescura de la cerveza, sacando defectos de fabricación y quejándome de la calidad del sector artesano nacional. Al principio no quise aceptarlo y negué el haberme comportado como ese esnob que salía en la pantalla pero estaba claro que me engañaba. Como Odin me vio un poco alterado, me dio una palmadita en la espalda y desapareció, el cabronazo se había marchado sin pagar….

Desperté en mi cama, como me dolía todo el cuerpo me levanté y me acerqué a la nevera, para celebrar La Noche más Oscura con toque navideño saqué una Port Brewing Santas Little Helper Barrel Aged y me senté tranquilamente en el sofá.

Port Brewing Santas Little Helper Barrel Aged

La Port Brewing Santas Little Helper Barrel Aged es una Imperial Stout navideña de 12% envejecida en barrica de bourbon, elaborada con azúcar moreno, azúcar Candi Dark Belgian. Tiene color negro con vivacidad media que crea espuma color café de corta duración. En el aroma destaca el bourbon con matices terrosos y a madera. En boca, compleja y con cuerpo medio, inicialmente aparecen matices a tofe, chocolate, café, azúcar moreno y fruta madura antes de tomar protagonismo la madera y el bourbon que junto con el alcohol predominan hasta el final del trago con un ligero amargor.

Mientras meditaba sobre la moda del envejecimiento en barrica y como en muchos casos se acaba perdiendo la esencia de la cerveza, sonó la cisterna del baño. Todavía lo estaba flipando cuando de él salió, vestido con una cortina negra, un alto y delgado espectro encapuchado. Me miraba con el fuego fatuo que ocupaba las cuencas de sus inexpresivos ojos y me apuntaba con su afilada guadaña justo antes de que la habitación se volviese borrosa y empezase a dar vueltas a mi alrededor.

Cuando conseguí volver a enfocar me vi en una abovedada y señorial habitación en cuyo centro se encontraba un abatido anciano sentado en un sillón, bebiendo con desgana una exclusiva y añejada cerveza. Al principio tenía dudas pero ese solitario y triste bebedor era una visión futura de mi mismo, se ve que mi sombrío y silencioso huésped era el fantasma de las cervezas navideñas futuras.

La Noche Más Oscura #LNMO

Desperté cuando el sol empezó colarse entre los agujeros de la persiana y rápidamente me puse a escribir esta adaptación/homenaje/plagio antes de que los detalles del sueño se desvaneciesen de mi memoria. Puede que sea demasiado largo sueño y ya se me ha olvidado así que sólo me ha dado tiempo a sacar una conclusión, el año que viene habrá que volver a convocar Mis Cervecitas Navideñas #MCN.

17 de diciembre de 2013

Crónica de una desangelada Feria de Cerveza Artesana de Navidad en Pozuelo

Este sábado 14 de diciembre decidimos pasar el día en la Feria de Cerveza Artesana de Navidad en Pozuelo de Alarcón. Llegamos a eso de las 13:30 al centro comercial el Zoco donde no vimos ningún cartel ni ambiente de feria, menos mal que el centro comercial es pequeño porque nos costó encontrar el local, hasta el punto que llegué a pensar queme había equivocado de sitio.

Feria de Cerveza Artesana de Navidad en Pozuelo

Una vez dentro no estaba muy animado así que, en vez de dar la vuelta al ruedo de rigor, nos fuimos directos a tomarnos la ya tradicional primera birra en Medina, donde cayeron la Medina Blanca de Castilla y una Medina 9 Maltas con una levadura nueva que cambiaba mucho respecto a la habitual. Como llegamos muertos de hambre y la comida del local no nos acabó de convencer salimos al centro comercial a comernos rápidamente una sabrosa y enorme hamburguesa.

Copón de Mosteiro

De vuelta en el Rincón del Zoco ya nos encontramos con Isidro y Vika de Zumo de Cebada y con Gonzalo y Benja de Humulus Lupulus con los que pasamos muy a gusto el resto del día compartiendo birras. Empezamos por la Keltius Miño, una Belgian IPA con lúpulos gallegos Columbus y Nugget y la Milana Tostada una Amber Ale que nunca defrauda.

Feria de Cerveza Artesana de Navidad en Pozuelo

Mientras nuestros compañeros blogueros daban buena cuenta de un señor cocido nos sentamos en una mesa para degustar tranquilamente la Keltius Mosteiro, una riquísima Belgian Strong Ale. En la mesa nos asediaban continuamente los camareros que nos ponían mala cara al ver que no pedíamos nada de comer, hubiese jurado que nos querían echar de allí si no fuese porque en el desolado local había tropecientas mesas vacías. La pena es que a la gente que estaba comiendo y pidiendo cañas de la barra, nos les ofrecían probar la cerveza artesana, al igual que nos hicieron a nosotros con el cocido.

Exulans y Gredos

En nuestro afán por llevar la contraria decidimos quedarnos en la mesa y tomarnos otra cerveza con calma, en este caso le llegó el turno a la Milana Vudú, una impresionante  Imperial Oatmeal Stout colaboración con Alfa-Dog Brewery que en mi opinión fue la revelación de la feria, una de las mejores Imperial Stout nacionales que he probado.

Milana Vudú

Después nos pasamos por el puesto de Tian Beer, que elaboran la cerveza como afición sin ninguna ambición económica en la Escuela Beijing, un centro de investigación y desarrollo de medicina tradicional en Cuenca. Allí probamos las ligeras Nora y Monasvento, la especiada Idílica elaborada con romero y lavanda y como postre la Pantera una Black Ale, por poner algo, que en mi opinión es la mejor de todas ellas.

Torquemada y Tian Beer

Mirando a nuestro alrededor, los puestos de cerveza no tenían gran protagonismo, quitando nuestro grupo no se veían apenas vasos de feria, la poca gente que había estaba sentada en la mesa bebiendo cañas de Heineken y vino mientras veían la tele. El ambiente no sólo no mejoraba sino que pintaba que al terminar el partido nos íbamos a quedar solos. Mientras reflexionábamos sobre ello parece que la organización nos escuchó porque aún estando el local vacío decidieron hacer la cata organizada en la mesa donde estábamos sentados, y nos invitaron amablemente a cambiarnos a otra de las mesas vacías.

El secreto del Abad

Fueron cayendo la Dubbel de El Secreo del Abad, una Imperial Stout de Espiritu Clandestino, mi querida Medina 888, una cerveza rusa de nombre indescifrable, un lupulado secreto que aún no se puede desvelar y repetimos la Keltius Miño y la Milana Vudú.

Feria de Cerveza Artesana de Navidad en Pozuelo

Como ya se veía que los barriles pinchados no se iban a terminar Alberto nos sacó una botella de su Keltius Quadrupel 2013, una muy recomendable Quadrupel navideña de 10% compleja, muy especiada pero con equilibrio de sabores que nos sorprendió muy gratamente, otro de los grandes descubrimientos de esta feria.

El momento cumbre del día fue el llenado del copón de 2,5 litros de Keltius Mosteiro que compartieron con todos los productores y clientes que nos sirvió para echarnos unas buenas risas.

Copón de Keltius Mosteiro

La verdad es que como siempre nos lo pasamos en grande pero ha sido una pena que la feria estuviese tan muerta. Puede que la ubicación no fuese la ideal, la difusión no funcionó, el local con muchísimas mesas estaba más orientado a dar comidas y sus empleados, no sólo trabajaban completamente ajenos a la feria sino que hacían la competencia. Por el lado bueno se empieza a notar el grado de madurez en ciertos productores que comienzan a estar un escalón por encima de los demás como en este caso fueron Medina, Milana y Keltius.

Etiquetas: ,
9 de diciembre de 2013

Crónica de la 3ª Feria de la Cerveza Artesana en Madrid de la Cervecería L’Europe

En una ciudad donde las ferias están gafadas, un pequeño reducto de Chamberí resiste a todos los contratiempos con sus ferias que hacen que Madrid no pierda el rumbo en la carrera cervecera nacional, hoy habamos de la 3ª Feria de la Cerveza Artesana en Madrid de la Cervecería L’Europe que se celebraba los días 24 y 25 de noviembre.

3ª Feria de la Cerveza Artesana en Madrid de la Cervecería L’Europe

Aunque esta crónica llega un poquito tarde y la memoria empieza a flojear no podíamos dejar pasar la ocasión de comentar un poco el evento al que asistimos el domingo 24. Llegamos a eso de las 14:00h con Javi de Entre catas de cerveza y León, el culpable de que a día de hoy tengamos este blog y el ambiente ya estaba animado.

Las Llaves de San Pedro y Oh Cerveza

Como siempre comentamos, para nosotros lo mejor de estos eventos no es tanto la cerveza como el conocer a reencontrarnos con tanta buena gente aficionada a la cerveza artesana. Ya en la puerta nos encontramos con Gonzalo de Humulus Lupulus y dentro, además de varios habituales de la cervecería, coincidimos con Fran de Oh Cerveza, José Benedicto de Rubias, morenas, negras,… hablo de cerveza, Isidro y Vika de Zumo de Cebada, los chicos de La Quince Brewery, Rodrigo del Jardín del Lúpulo la tropa del Labirratorium y Javier de La Tienda de la Cerveza.

Cervezas Medina

En cuanto a la cerveza, probamos casi todo quitando las Mammooth que debido a un problema logístico no tenían grifo y las Dawat, que como estaban al principio se me pasaron, y entre todas las de la feria sigue destacando la impresionante Medina 888 y como novedad la rica y redonda Winter Ale colaboración entre Spigha y Yakka. De las internacionales, el otro de los birrote que tomé en la feria fue la St. Peter’s Old-Style Porter que tenía pinchada en el puesto de The Food Hall.

The Food Hall

Siguiendo a estos cervezones y no estando del todo de acuerdo entre nosotros con el listado estarían la Torquemada Sarmiento, con un alcohol bastante traicionero, la nueva versión de la Medina Vendimia y las Tyris CCCP y Xmas. Como curiosidad probamos en el puesto de Socarrada, la cerveza Er Boquerón, elaborada con agua de mar que, lejos de ser salada, era una cerveza ligera que recordaba a mar, puede que por el sabor que aportan los minerales.

Cervezas Spigha

Durante la feria comimos las minihamburguesas y los bocaditos bávaros pero me quedé con las ganas del perrito porque cuando lo pedí para cenar ya no quedaban.

Cerveza Socarrada

La organización, como en otras ocasiones, fue impecable, había algo menos de gente que en otras ediciones así que se estaba muy a gusto en todo momento. Poco a poco y con mucho trabajo esta pequeña feria se ha asentando como el evento de referencia de la capital madrileña.

4 de diciembre de 2013

Así celebramos el 2º Aniversario del Observatorio Cervecero

Este fin de semana estábamos de celebración ya que se cumplen dos años desde que comenzamos esta pequeña pero gratificante aventura del Observatorio Cervecero. Echando la vista atrás es mucho lo que le tenemos que agradecer al blog, gracias a él hemos aprendido un montón de este líquido que nos apasiona, quiero pensar que hemos aportado nuestro pequeño granito de arena al sector y lo mejor sin duda ha sido el conocer a muchísima buena gente del mundillo.Green Flash Rayon Vert

El año pasado hicimos un pequeño concurso donde un afortunado se llevó unas ricas De Molen pero este año hemos decidido aprovechar la ocasión para hacer una pequeña quedada con amiguetes y compañeros blogueros para pasar un buen rato y tomarnos unas ricas birras en Labirrtorium.

Westbrook One Claw

Armados con queso, embutido, patatillas, una empanada y dos quiches de puerros y langostinos llegamos a la tienda donde además de David de Homo Lupulus ya estaba Jorge Solana de Cerveriana con unos compañeros coleccionistas, poco después llegó Fran de Oh, Cerveza Beer Here Mørke Pumpernickel Porterasí que rápidamente con una Stillwater As Follows, una Belgian Strong Ale de 9% de alcohol y varias Green Flash Rayon Vert, una Belgian Ale 7% con Brettanomyces, empezamos a dar buena cuenta de la comida. Triunfó especialmente la quiche que estaba muy buena e hizo que Jorge, que tenía prisa, se despidiese con una lagrimilla de pena y varias mochilas llenas de cerveza.

Seguimos el homenaje con unas fresquísimas latas de Westbrook One Claw, una American Rye Pale Ale con una graduación alcohólica de 5,5% con un aroma espectacular.

Igual era un poco pronto para pasarnos a las negruras pero la siguiente en la lista fue la Beer Here Mørke Pumpernickel Porter, una Imperial Porter de 7,5% de alcohol elaborada con semillas de centeno malteado, azúcar moreno, hinojo y poco lúpulo para emular los sabores del pan integran de centeno alemán Pumpernickel. En ese momento llegó Jesús de Cervezas Medina que nos felicitó pero no pudo quedarse porque los terremotos de sus niños no consiguieron quedarse quietos.

Beer Here (SOD) South Of Denmark

Cuando la paz volvió reinar en Labirratorium llegaró nuestro amigo Nacho y ya puestos con las negruras seguimos con su hermana Beer Here (SOD) South Of Denmark, una Baltic Porter de 7%.

BrewDog Hoppy Christmas

Ya iba siendo hora de darle a las navideñas así que elegimos la BrewDog Hoppy Christmas, una IPA o como ponía en la etiqueta “festive pale ale” monovarietal de lúpulo simcoe que nos pareció poco festiva para ser navideña.

BrewDog Santa Paws

Atacamos después a su hermana BrewDog Santa Paws, una Scotch Ale con 4.5% de alcohol elaborada con miel de brezo de Escocia con un fuerte sabor a caramelo requemado que gustó especialmente.

Anderson Valley Heelch O'Hops

Llegó Gonzalo de Humulus Lupulus con un pedazo de regalo que caería más tarde y siguiendo con nuestro caótico listado de birras le tocaba el turno a la Anderson Valley Heelch O’Hops, Imperial IPA de 8,7% elaborada con maltas Pale y Victory y lúpulos Columbus, Chinook y Cascade. Creo recordar que en ese momento también llegó Ester al grito de ¡dame la cerveza más fuerte que tengas!

Lindemans Kriek Cuvée René

Para reiniciar el paladar tocaba darle caña al ácido y volvimos al que es ya un clásico de los homenajes labirratóricos, la Lindemans Kriek Cuvée René, una Kriek con una graduación alcohólica de 5%.

Mikkeller Nelson Sauvignon

Era el momento para la cerveza que se había traído Gonzalo para la ocasión, la Mikkeller Nelson Sauvignon, una rica Belgian Strong Ale con 9% de alcohol elaborada con lúpulo neocelandés Nelson Sauvin, fermentada con levaduras ale, Brettanomyces y enzimas envejecida tres meses en barricas de vino blanco austriacos.

To Øl Shameless Santa

Volviendo a las navideñas le tocaba a una cerveza que tenía fichada desde que entré en la tienda, la To Øl Shameless Santa, un punto medio entre una Belgian Strong Ale y una Red Ale  de 10% elaborada con lúpulos Mandarina Bavaria y Calypso.

Maisel & Friends Marc's Chocolate Bock

Hubo que hacer un viaje a la confitería a por pasteles porque llegaba la hora del lalala con Masiel y amigos con una de sus eurovisivas reinterpretaciones alemanas de las birras tradicionales, se trataba de la Maisel & Friends Marc’s Chocolate Bock, una Dunkel Bock con 7.5% de alcohol que nos sirvió para echarnos una risas.

The Bruery Mischief

Llegaron Álvaro y Rebe y abrimos tras ciertas dudas una The Bruery Mischief, una Belgian Strong Ale con 8.5% de alcohol y 35 IBU que al parecer llevaba bastante tiempo en la estantería, no estaba en su mejor momento pero se dejaba beber.

l'Abbaye du Val-Dieu Grand Cru

Era la hora de tomarse la penúltima y para ello nada mejor que dos clasicotes, la l’Abbaye du Val-Dieu Grand Cru, una Belgian Strong Ale con una graduación alcohólica de 10.5% y la St. Bernardus Christmas Ale, la siempre rica Belgian Strong Ale Navideña de St. Berbardus con 10% de alcohol

St. Bernardus Christmas Ale

Llegaron Antonio y Aurora pero ya nos daba la hora de cerrar y teníamos que ir finiquitando así que abrimos la Cigar City Jai Alai que había traído Álvaro, una IPA con 7.5% y 70 IBU que llevaba dos años almacenada por lo que había perdido todo el lúpulo y tenía un pelín de acidez.

Cigar City Jai Alai

Al salir del Labirratorium decidimos junto con Fran y Gonzalo decidimos seguir la celebración en el Animal donde cayeron la canadiense Flying Monkeys Smashbomb Atomic IPA de 6% y 70 IBU elaborada con maltas Victory y Crystal y lúpulo Cítra. Seguido de la BrewDog / Evil Twin Hello My Name Is Sonja, una rica Imperial IPA de 8.2% elaborada con arándanos, maltas Extra Pale, Caramalt, trigo y lúpulo Mosaic. Para finiquitar el día m decidí por la Thornbridge Raven, una impresionante Black IPA con 6.6% de alcohol elaborada con maltas Maris Otter, Black y Chocolate con lúpulos Nelson Sauvin, Centennial y Sorachi.

Hasta aquí dio de si este segundo aniversario en el que pasamos un agradable rato entre risas y birras con muy buena gente, una experiencia que ya estamos deseando repetir.

2 de diciembre de 2013

Nuestro 4º Finde de Fondo de Armario #FFdA

Ya instaurado como un clásico, no podíamos faltar al cuarto llamamiento online al Finde de Fondo de Armario #FFdA de nuestro compañero Birraire. Como ya hemos dicho en otras ocasiones, tenemos externalizado el almacenamiento porque el ansia nos puede y el fondo de armario no dura mucho, y aunque esta vez la idea es que los frikis enseñemos nuepuzzle mesa Jimi Hendrixstros polvorientos armarios llenos de telas de araña, haremos lo que nos de la gana (para variar) y os enseñaremos una parte importante y muy querida de nuestra familia, nuestras queridas niñas (snif, snif qué rápido crecen…)

La verdad es que, como uno ya era friki de antes de conocer el mundillo de la birra, el árbol familiar se ha hecho muy grande para ponernos a detallar hoy (parte la tenemos estudiando en el extranjero), así que sólo presentaremos a los miembros más activos y ruidosos de nuestro hogar. Antes, para evitar cabreos innecesarios, vamos a hacer un mínimo caso a la convocatoria y enseñaros aquí en la izquierda un rinconcillo de la casa, el puzzle del directo de Jimi Hendrix en Woodstock que hace de base en todas las fotos de cerveza que ponemos en el blog.

¡Espera!, creo recordar que esto va de cerveza así que vamos al lío. Como primera birra para este #FFdA nos hemos decantado por la rica a la par que económica Rodenbach Grand Cru, una Flanders Red Ale de fermentación mixta con una graduación alcohólica de 6% que es una mezcla de un tercio de cerveza joven con dos tercios de la misma cerveza envejecida 2 años en barrica de roble. Con un bonito color entre madera y rubí, vivacidad media que crea espuma color crema luce muy bien acompañada con mi niño mediano, un dobro Fender que es el instrumento que más uso porque siempre lo tengo a mano. El aroma, extiéndase que de la cerveza, tiene matices acaramelados, frutales muy complejos, vainilla y sidra. El comienzo del intenso y complejo trago es dulce, a cerezas, con presencia de matices a madera, pasando a una presente e integrada acidez que recuerda a manzana verde de muy larga duración. Una cerveza deliciosa que sorprenderá a muchos de los no aficionados a las cerveza ácidas.

Rodenbach Grand CruLa niña pequeña Fender Stratocaster se nos ha puesto celosa así que para compensar su edad la acompañamos con la Rodenbach Vintage 2011 con 7% de alcohol envejecida durante dos años en la barrica de roble nº 95, alguna de estas barricas tienen 150 años. Con un color similar a su hermana, puede que más clara, tiene similar vivacidad aunque la espuma, de un color un poco más claro, tiene una retención menor. El aroma es similar y tiene matices a caramelo, fruta, madera y sidra, En boca, con algo menos de cuerpo, tiene un sabor más intenso que su hermana pero con los mismos matices frutales, a madera y caramelo pasando a una acidez muy marcada que no cansa y con ligera presencia del alcohol que dejan un retrogusto agridulce largo y muy agradable. Otra impresionante cerveza que hemos disfrutado aunque no me parece que haya una diferencia excepcional con la Grand Cru.

Rodenbach Vintage 2011

Para terminar teníamos que presentaros a la guapa y vieja “Debbie”, mi querida Gibson Les Paul que va acompañada de una de las pocas cervezas que han envejecido un tiempo en nuestra casa, la riquérrima AleSmith Speedway Stout elaborada con granos de café y con nada menos de 12% de alcohol es una de mis cervezas favoritas y el cierre perfecto para nuestro #FFdA. Tiene un color negrísimo con vivacidad media-baja que crea una espuma color café de corta duración. El embriagador y redondo aroma tiene matices pan tostado, café, chocolate y frutas, matices que se repiten en boca junto con el caramelo y un amargor final donde aparece el alcohol que redondea el trago dejando un agradable retrogusto largo. Una cerveza impresionante que te depara una de las mejores experiencias cerveceras que te puedas imaginar, eso sí, hay que tener cuidado porque los 12 gradazos engañan bastante y puedes acabar fácilmente con un ukelele en las manos cantando villancicos como un poseso.

AleSmith Speedway Stout

Hasta aquí ha dado de si nuestro viernes de Fondo de Armario, nos hemos quedado con un problema en casa ya que muchos niños envidiosos quieren salir en próximos eventos, pero esperamos que se les olvide antes de la próxima ocasión. Ahora toca prepararse para el sábado cuando celebramos el segundo aniversario del Observatorio, tendremos que comprar vino…

Etiquetas: ,